Cambio (de máscaras) y misión imposible

Cuando menos, 14 movimientos de primer nivel han ocurrido en los más de 3 años de Enrique Peña Nieto, entre remociones y enroques. Muchos de los conocedores insistían que éste era un funcionario que no gustaba de mover a sus designados, ya que confiaba plenamente en ellos o eso le permitía dedicarse a otras cosas.