Crimen organizado podría reclutar a 250 mil niños y adolescentes mexicanos

Alba Olea - 07 Sep 2021 a las 4:18 pm
Niñas, niños y adolescentes reclutados por el crimen organizado
Jóvenes internos del Consejo Tutelar para menores en la Ciudad de México. FOTO: Eunice Adorno/CUARTOSCURO.COM

Entre 145 mil y 250 mil niñas, niños y adolescentes mexicanos están en riesgo de ser reclutados o utilizados por grupos del crimen organizado, reveló un informe de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).

De acuerdo con el análisis, Jalisco, Estado de México, Chiapas, Puebla, Veracruz y Michoacán concentran al 55 por ciento de la población infantil y juvenil en riesgo de reclutamiento.

Tania Ramírez, directora ejecutiva de la Redim, explicó que el reclutamiento y utilización de menores de edad por el crimen organizado no está tipificado en México como un delito, sino que se le considera una forma de trata, por lo que el marco legal es débil para prevenir y contrarrestar este fenómeno.

Los menores reclutados suelen desempeñar labores de “halcones” o informantes y, conforme pasa el tiempo, adquieren otras responsabilidades, como trasladar mercancías ilegales o vigilar casas de seguridad. En ocasiones se les llega a encomendar la ejecución de secuestros u homicidios, explicó la defensora durante la presentación del informe Reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos. Acercamientos a un problema complejo.

Francisco Rivas, director general del ONC, detalló que el reclutamiento se basa en la vulnerabilidad de menores en situación de pobreza o residentes de zonas bajo control del crimen organizado. Niñas, niños y adolescentes se involucran en actividades delictivas a través de ofertas laborales, engaños, relaciones sexoafectivas, pandillas o familiares involucrados en la delincuencia.

El crimen organizado selecciona las habilidades de los menores, los adiestra y capacita para utilizarlos e iniciarlos en una carrera delincuencial. La única salida favorable a este ciclo es la “desmovilización” de los jóvenes, afirmó Rivas, sin embargo, muchos de ellos terminan detenidos, desaparecidos o asesinados.

Por su parte la directora ejecutiva de la Redim explicó que las niñas y mujeres adolescentes reclutadas suelen ser vinculadas a labores cotidianas del crimen organizado y corren mayor riesgo de sufrir violencia, convirtiéndose en esclavas sexuales, parejas de miembros del grupo y sufriendo embarazos o abortos forzados.

“Vivimos en un país donde la impronta de las violencias no únicamente sucede en el mundo adulto. Resulta una visión casi de conciencia mágica pensar que la dinámica de la violencia y la inseguridad en el país no toca la vida de niñas y niños”, consideró Ramírez.

El crimen organizado se beneficia de reclutar menores de edad porque son una forma barata de obtener elementos leales, fáciles de entrenar y que recibirán penas bajas en caso de ser detenidos. Esta dinámica no es exclusiva de México, sino que se presenta también en países como El Salvador, Paraguay y Colombia, explicaron los analistas.

El estudio elaborado por la Redim y el ONC recomienda a las fiscalías del país diseñar una estrategia de seguimiento, junto con personal ministerial, de las carpetas de investigación que involucren a niñas, niños y adolescentes, con el objetivo de procesar y sistematizar la información y conformar así un diagnóstico funcional sobre la problemática.

Asimismo, recomienda diseñar programas que erradiquen situaciones de vulnerabilidad como la deserción escolar, el ingreso temprano al mercado laboral, relaciones familiares problemáticas y contextos de alta incidencia delictiva.

Mirko Schilbach, encargado de Negocios de la Embajada de Alemania en México, informó que el gobierno de su país apoyó la elaboración del estudio ya que está interesado en la protección de la niñez en diferentes países.

El diplomático consideró que el estudio proporciona una base científica para tomar medidas de protección que eviten que más niñas, niños y adolescentes sean reclutados por la fuerza.

Te puede interesar: Cárteles, en guerra contra pueblos indígenas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *