Dominan metanfetaminas consumo en México: UNODC

José Réyez - 28 Jun 2022 a las 8:41 am
metanfetaminas
FOTO: 123RF

México reporta un aumento de 218 por ciento en el número de personas en tratamiento por uso de estimulantes metanfetamínicos entre 2013 y 2020, debido al crecimiento exponencial de laboratorios clandestinos, advierte el nuevo informe de la UNODC

Los cambios en los precursores usados en síntesis de metanfetaminas –que empiezan a usar el P2P–, son una clara tendencia en México y una rápida respuesta de grupos criminales al mayor control de precursores químicos por parte de los gobiernos, sostuvo Sofía Díaz, de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) en México.

“México es el único país de todo el Continente [Americano] en que las metanfetaminas se han convertido en la principal droga causante de tratamiento. Es reflejo, tanto de preferencia de consumidores como de las dinámicas de producción en países que tienen altos índices de producción”, subrayó.

Durante la presentación del Informe Mundial sobre Drogas 2022 de la UNODC, a nombre del representante en México, Kristian Holder, Díaz señaló que las cantidades más grandes incautadas de P2P a nivel global, FUERON reportadas por México en este informe.

“También se incautaron importantes cantidades de ácido, que también son usados en la producción del P2P, son químicos legítimos que dificultan su control”, apuntó.

En el marco del Día Internacional Contra las Drogas, dijo que aunque la heroína fue la droga inyectada de mayor uso en México en 2020, el uso de opioides no es común en el país, solo 0.1 por ciento de la población entre 12 y 65 años de edad reportaron el uso de opioides.

“En la frontera norte hay información de altos niveles de uso de heroína, sobre todo entre trabajadores sexuales y migrantes deportados de Estados Unidos, de varios países. En proximidad con Estados Unidos dónde es común, estas poblaciones están riesgo de sobredosis por la mezcla de fentanilo que consumen”, destacó Sofía Díaz.

Indicó que los principales opioides incautados en el país son la codeína y tramadol, mientras que incautaciones de fentanilo “aunque parecen pocas, continúan en aumento, y si ajustamos por pureza de la sustancia representan más del 99 por ciento de las incautaciones totales”. En 2020 se incautaron más de 180 dosis de fentanilo, contra solo 32 de codeína, 16 de tramadol y 13 de metadona, precisó.

La funcionaria de la UNODC-México dijo que, en cuanto a estimulantes de metanfetaminas, empieza a ser una de las drogas de mayor interés nacional, al señalar que la producción y tráfico de drogas de origen sintético aumentó a un mayor ritmo que la producción de drogas naturales.

Específicamente, la mayoría de las metanfetaminas fabricadas en Norteamérica es para autoconsumo, ya que los datos de incautaciones señalan aumentos en productividad y tamaño de laboratorios dedicados a estas sustancias, en México y Estados Unidos en especial.

Mariana Alegret Cendejas, también a nombre de Kristian Holge, expresó que en coordinación con secretarías de Relaciones Exteriores, Defensa y Marina y la Fiscalía General de la República (FGR), “apostamos por estadísticas científicas sustentables para los opiáceos”.

En se sentido, explicó que mediante el sistema de monitoreo de cultivos ilícitos, se detectó que en México la siembra de amapola se redujo por primera vez en 23 por ciento en la actual administración, comparado con el régimen anterior.

Sin embargo, apuntó que el rendimiento de estos cultivos aumentó mucho. “En el último periodo analizado se obtuvieron 20 kilos por hectárea, contra solo 26 en la temporada de 2017-2018, este aumento es notorio en los cultivos de Guerrero y Oaxaca”.

Al tiempo que aumenta el consumo y producción de opio, el tráfico y producción de productos sintéticos también aumenta. Los fentanilos alcanzaron 2 máximos históricos en nuestro continente en 2020, acotó.

Metanfetaminas, mayores incautos en el mundo

También están las metanfetaminas, las anfetaminas y el éxtasis. Las metanfetaminas componen la mayoría de los incautos en el mundo, el 72 por ciento entre 2016 y 2020 fueron de esta sustancia, sostuvo por su parte Sofía Díaz

Igual, dijo que el número de países que reportaron incautaciones de estas drogas ilícitas también aumentó, de 84 entre 2006 y 2010, a 117 entre 2016 y 2020, “esto señala un crecimiento geográfico de esta droga que se expande en el mundo, pues el número de países que reportan incautaciones de anfetaminas y éxtasis se ha mantenido en estos dos periodos”.

En cuanto al consumo de estas drogas, las anfetaminas en Norteamérica tuvieron un aumento importante de 1.3 por ciento a más del doble, 3.8 por ciento en la última década.

Crisis sanitarias

Otra cuestión son las crisis sanitarias, el acceso de medicamentos controlados se vuelve relevante, indicó Díaz. Los principales fármacos disponibles para uso médico global, son el fentanilo, la metadona, buprenorfina, y oxicodona, de los cuales hay entre 800 y 2 mil dosis para cada una de estas sustancias.

“Sabemos que estos fármacos se concentran de manera importante en países de alto ingreso, en Estados Unidos sobre todo. Aunque se está revirtiendo, estos países bajaron 9 por ciento la disponibilidad de medicamentos, vemos que los países de ingreso medio y bajo aumentaron casi 60 por ciento entre 2015 y 2020”, atajó.

Dijo que eso releja un esquema de desigualdad, al señalar que países de medio y bajo ingreso apenas se acercan a las mil dosis disponibles por años. Mientras que los países de alto ingreso rebasan las 8 mil dosis”.

El informe de la UNODC estima que, en 2020, 284 millones de personas entre 15 y 64 años habían consumido alguna droga ilegal en el último año, esto es 26 por ciento más que hace una década, y equivale al 5.6 por ciento de la población de esa edad.

La mayoría de los consumidores a nivel global, siguen siendo hombres, en los últimos años el cannabis y el uso de anfetaminas registró un aumento generalizado, pero los opioides se mantuvieron estables, y el uso de éxtasis se disminuyó por las dinámicas sociales que cambiaron por la pandemia, explicó Sonia Díaz.

“Un aspecto que resaltamos es que no todos los usuarios necesitan tratamiento. Solo 1 de cada 11 consumidores necesita tratamiento, aunque por desgracia ni siquiera este grupo de personas que lo necesita tiene acceso a él”, refirió.

Particularmente en el caso del cannabis en el mundo, los jóvenes tienen un uso mayor al resto de la población. Mientras que el 5.8 por ciento de personas se 15 y 16 años, consumieron cannabis en el último año, solo 4.1 por ciento de los adultos en general.

Curiosamente está tendencia es más marcada en países de alto ingreso, pero por lo general es mayor el consumo en estos jóvenes muy jóvenes, respecto a la población general.

Aunque la mayoría de los consumidores son hombres, las mujeres representan el 40 por ciento de las consumidores de estimulantes, opioides, y también sintéticos. Las mujeres usuarias enfrentan más dificultades para recibir tratamiento, a pesar de que el 30 por ciento de las usuarias a nivel global, son mujeres.

Lo mismo en el caso de cocaína, mientras que el 27 por ciento de las usuarias son mujeres, sólo el 16 por ciento recibe tratamiento. Es más notorio en usuarias de metanfetaminas, mientas que una de cada dos personas usuarias mujeres representan solo a una de cada cinco en tratamiento.

Después de 20 años en tendencia a la baja, al registrar de nuevo un aumento importante en tráfico como en incautaciones de cannabis, sobre todo en Norteamérica, donde alcanzó su máximo histórico.

Las cantidades de cannabis incautadas alcanzaron el 25 por ciento desde 2015, respecto a las últimas dos décadas. Está tendencia en incautaciones coincide con datos cualitativos y cuantitativos que señalan un incremento del uso de cannabis en la pandemia, en la mayoría de los países.

Drogas ilegales y medio ambiente

En cuanto a drogas ilegales y el medio ambiente, Sofía Díaz dijo que falta mucho por investigar. Pero, aclaró que el informe hace un primer acercamiento a este tema que había pasado desapercibido.

En México hay dos aspectos particulares, el primero es la deforestación por plantación de amapola y marihuana, que en ocasiones incluso se dan en Áreas Naturales Protegidas.

El segundo son los desechos químicos derivados de la producción de drogas sintéticas, sobre todo metanfetaminas. Estos deshechos se componen de sólidos, solventes orgánicos, solventes de ácido base, precursores y por supuesto el producto final.

En cantidad, en el caso de metanfetaminas es de los que dejan menor huella, cada tonelada de droga producida deja entre 5 y 10 toneladas de desechos. Entre 2016 y 2020 se incautaron más de 240 toneladas de metanfetaminas a nivel global generando un mínimo estimado de más de mil 200 toneladas de desechos.