Contralinea

Seguridad nacional, en la incertidumbre

Es la oportunidad para que los órganos de inteligencia dejen de ser utilizados por el régimen en turno y realmente sirvan a la nación. El reto es que el nuevo gobierno tenga la capacidad de reencausar las labores de inteligencia. De lo contrario, opinan expertos, México podría convertirse más rápido en un Estado fallido

Son 11 las “oficinas” del Cisen en el extranjero

Los mexicanos hemos gastado en los últimos 5 años alrededor de 34 millones y medio de pesos en las andanzas de nuestros muchachos del servicio de inteligencia civil que nos protegen desde 11 lugares del mundo fuera del territorio nacional.

Las 85 casas de seguridad del Cisen

Del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la institución encargada de los secretísimos servicios de inteligencia civil del Estado mexicano, sólo conocemos la dirección de sus oficinas centrales: Camino Real de Contreras, 35, La Concepción, La Magdalena Contreras, al Surponiente de la Ciudad de México, por el rumbo del monte de los Dinamos. También, el de su Unidad de Enlace: Bahía de Santa Bárbara, 193, en la colonia Verónica Anzures, de la misma capital de la República.

El tercer asalto oligárquico del poder

“Ahora es el turno del ofendido por años silencioso, a pesar de los gritos”, dijo el poeta Roque Dalton. Ahora le toca a los indignados y agraviados mexicanos, con “puños, uñas, saliva, corazón, entrañas, tripas, cosas de varón [y de mujer, agrego por mi parte] y dientes”, como escribió Miguel Henríquez, defender sus anhelos republicanos, de justicia y bienestar, sus esperanzas y utopías de un mundo mejor, políticamente democrático, participativo y económicamente posneoliberal, socialmente incluyente, con dignidad y autonomía frente al exterior, que fueron sepultados por la avalancha de detritus vertidos por el bloque hegemónico durante las elecciones, con tal de tratar de encaramar en la Presidencia a Enrique Peña Nieto, por cualquier medio, y que terminó por ensuciar, deslegitimizar y envilecer todo el proceso.