Verdad

Arriba

Negligencia en PGR

Al descrédito y desgaste acumulados en que metieron a la Procuraduría General de la República (PGR) en los primeros 3 años de gobierno, cuando su entonces titular Jesús Murillo Karam inventó la “verdad histórica” de Ayotzinapa sobre los 43 normalistas rurales desaparecidos (que afortunadamente le valió su renuncia), ahora se suma el injustificado acoso que la sucesora Arely Gómez ha ordenado en contra de la actriz Kate del Castillo, por reunirse con Joaquín Guzmán, el Chapo, en busca de una producción fílmica, así como la nueva arbitrariedad de abrirle un expediente penal al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, por el supuesto delito de fraude por 2 millones de dólares.

México, la violencia se agudiza

Los informes de derechos humanos en México, tanto nacionales como extranjeros, coinciden: más asesinatos, desapariciones… e impunidad. No hay voluntad política para buscar justicia y verdad: Solalinde

El precio de la verdad

Los informantes que han puesto al descubierto el espionaje, las intrigas, los sabotajes y otras actividades ilegales de los organismos de seguridad nacional estadunidenses no son simples “denunciantes”, como si se tratara de ciudadanos que buscan corregir las pocas fallas de un sistema democrático.

Lo que en verdad busca la Troika

Varios billones de euros después para la banca, la crisis de la deuda o del euro no mengua en Europa ni por asomo. Aunque más justo es denominarla estafa. O timo.

La verdad sigue siendo necesaria

Esta generación de mexicanos ha sufrido un Estado represor y cínico. También ha luchado denodadamente por sustituirlo. Lamentablemente no ha tenido éxito  

La revolución de los licenciados

La juventud mexicana se merece una ovación. El viernes 11 de mayo, en una expresión de patriotismo, justicia y libertad, los estudiantes de la Universidad Iberoamericana detonaron una bomba comunal contra el silencio. Ésta estalló y abrió paso a gritos, reclamos y emociones embotelladas durante años, al unísono de “Peña Nieto, la Ibero no te quiere”. El candidato priísta no pudo haber sospechado que desencadenaría la ira de miles de estudiantes ni que sería un integrante imprescindible de la “primavera mexicana”.

en Tendencias

Tendencias