AMLO sabía solo de una farmacéutica que financió a Latinus; pero son 9

Nancy Flores - 15 Mar 2022 a las 9:56 pm
Portal de Latinus

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó esta mañana que sólo conocía de una farmacéutica que financia al portal Latinus y al mismo tiempo mantiene contratos con gobiernos estatales. Consultado por Contralínea acerca de la triangulación de recursos públicos a esa página –vía nueve empresas dedicadas al sector salud, ligadas al hijo y al yerno del político priísta Roberto Madrazo Pintado–, dijo que lo que imperaba en el negocio de las medicinas y en la compra de los equipos médicos era la corrupción y la negligencia.

“Siempre lo hemos dicho, había tres, cuatro empresas que le vendían al gobierno medicamentos y equipos, el gobierno compraba alrededor de 100 mil millones de pesos en medicamentos y en equipos, y tres empresas vendían como el 60 por ciento, 70 por ciento, es decir, 60 [mil millones], 70 mil millones, y esas empresas estaban vinculadas al gobierno, eran empresas de políticos o de traficantes de influencia. Por eso la campaña tan fuerte en contra nuestra; incluso, utilizando a los niños con cáncer.”

En su conferencia matutina, el primer mandatario señaló que esas campañas mediáticas estaban promovidas por las empresas farmacéuticas, “porque se les cayó un negocio jugoso, lucrativo, inhumano y a partir de que ya no pudieron seguir haciendo ese negocio, porque se abrió la compra de medicamentos a países extranjeros”.

Al respecto, recordó que en gobiernos pasados las leyes estaban hechas para beneficio de esas compañías: “tenían todo controlado en México, no se podían comprar medicamentos en otros países, sólo se le tenían que comprar los medicamentos a ellos, a este grupo de intermediarios, de distribuidores de medicinas y de equipos. Entonces, nos costó muchísimo acabar con este monopolio porque estaba muy enraizado, como un cáncer, y tenía protección de medios de información. Entonces los protegían los medios, los apoya, desde luego, el gobierno, desde mero arriba, había indicaciones para apoyarlos”.

El presidente López Obrador declaró que fue a partir de que su gobierno decidió enfrentarlos que “empezó la reacción, la ofensiva. Recuerdo que desde antes de llegar a la Presidencia nos reunimos para ver cómo estaba el marco legal y encontramos de que no se podía comprar medicamentos. Por eso hicimos un convenio con la ONU, para que nos ayudaran en la compra y en la transparencia de las adquisiciones de medicamentos, y ahora estamos comprando medicamentos en todos los países del mundo, estamos ahorrando mucho. Sin embargo, la campaña, no sólo de los niños que no tenían sus medicamentos, sino del desabasto de medicamentos; todo esto apoyado, repito, por los medios. Una vez que empezamos, se intensificó la campaña, y ya no sólo para cuestionar lo que estábamos haciendo en materia de salud, sino ya para cuestionar al gobierno. Y ahí viene lo de [Carlos] Loret de Mola, porque Loret recibe financiamiento, cuando menos de una de estas empresas”.

—Nueve, nosotros localizamos nueve compañías que están ligadas al servicio de salud y que además distribuían medicamentos y material quirúrgico y todo esto.

—Pues yo estoy siendo muy fresa, hablo de una y tú dices nueve. Pues sí, y así empiezan todas esas campañas de desprestigio en contra del gobierno. Por eso queremos que Loret dé a conocer cuánto gana, cuáles son sus bienes; pero no sólo Loret, sino todos estos periodistas que actúan como mercenarios, que se dedican a golpear para defender a grupos de intereses creados, para defender la corrupción, son defensores de la corrupción.

El primer mandatario agregó que en ese mismo tenor se ubica el empresario Claudio X González Guajardo y su organización “mexicanos en favor de la corrupción”, pues “manejan muchísimo dinero, porque están muy molestos, enojados, porque se les acabaron los negocios jugosos que hacían al amparo del poder público; saqueaban, robaban con la complicidad de la mayoría de los medios de información, con honrosas excepciones, para no generalizar.”

López Obrador añadió que los periodistas honestos, éticos, deben estar muy orgullosos por haber cruzado el pantano y no mancharse, porque eso no era fácil. “Durante todo el periodo neoliberal era entregar subvención para silenciar a los medios con la máxima de obedecer y callar, aplaudir y callar, y hubo los que resistieron, que no cayeron en la tentación; esos merecen todo nuestro respeto, pero otros se volvieron inmensamente ricos: mansiones, departamentos en el extranjero, hasta yates; periodistas que recibían y siguen recibiendo para defender al régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios”.

El primer mandatario volvió a convocar “a que todos demos a conocer nuestros bienes. Yo tengo menos bienes que esos periodistas. Si comparo lo que tengo con la gente más humilde, soy un potentado; pero si comparo lo que tengo con los que poseen algunos periodistas, pues soy pobre, porque es increíble lo que tienen. Y no estoy hablando de las empresas, ahí sí soy del grupo que más quiero, el de los de pobreza extrema, en comparación con los machuchones”.

López Obrador reconoció que no todas las personas millonarias son malvadas pues, dijo, algunos han hecho su patrimonio con esfuerzo, trabajo y de conformidad con la ley. Agregó que él y su gobierno están en contra de la riqueza mal habida, del influyentismo y la corrupción.

“Antes, no sólo estos periodistas famosos, los corruptos en general no perdían ni siquiera su respetabilidad, hasta se les ponía de ejemplo, en algunos casos se les decía a los hijos: ‘Estudia, para que cuando seas grandes seas como don fulano, un reverendo ladrón’. El cambio ahora es no permitir eso, estigmatizar la corrupción, nada de que es delincuente sólo el que se roba una bolsa, una cartera, el que se roba un cilindro de gas, el que se roba la ropa que quedó tendida en el patio, el que se roba un pavo, una gallina, así era antes, ratero, y los delincuentes de cuello blanco, los grandes ladrones, repito, ni siquiera perdían su respetabilidad, y cuánto daño le han hecho al país.”

Respecto de las campañas mediáticas que buscan desprestigiar a su gobierno, López Obrador aseguró que no le causan enojo, porque cuenta con “un escudo protector, mi autoridad moral, y eso me da autoridad política, y por eso los puedo enfrentar; si no, ya me hubiesen hecho papilla o minilla de peje”.

Te puede interesar: Financiadores de Latinus ganaron 5 mil MDP con 11 gobiernos estatales

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.