Otro 8 de marzo y seguimos igual

El 8 de marzo no es un día para regalar flores a las mujeres ni felicitarlas ni que todo se pinte de rosa.