Agrícola

Arriba

Saldos neoliberales en el agro nacional

Hoy día el campo mexicano enfrenta una severa crisis. Por lo menos desde hace varias décadas, y en el marco de los cambios políticos y económicos relacionados a la inserción de México en la globalización neoliberal –particularmente con la incorporación en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)–, en el campo ha aumentado de manera constante la pobreza y hay una notoria reducción de la población en las localidades rurales [1]. Asimismo, se observa un severo decaimiento de la producción de alimentos y de forma paralela una disminución sostenida de la cantidad de empleos [2]. En este contexto, en el transcurso de los últimos lustros se ha consolidado una “erosión generalizada del campo” [3], siendo el ámbito del país donde más se concentran la pobreza, la marginación y la exclusión social a nivel nacional.

Biocombustibles: el hambre por “razones ambientales”

Concentración de tierras, expulsiones obligadas, desviación de agua para crear grandes plantaciones de monocultivos y encarecimiento de los alimentos son resultado de una política mundial impulsada por los países industrializados: la generación de biocombustibles. Las justificaciones “ambientales” parecerían encubrir las razones reales: el control del mercado de la producción de alimentos.

México adeuda más de 360 mil millones

Las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada contrataron deuda por más de 360 mil millones de pesos con cuatro organizaciones financieras internacionales,

Brasil contra su propia Amazonia

La tragedia del matrimonio Riveiro Da Silva, pareja de activistas defensores de medio ambiente asesinados por pistoleros en su humilde comunidad, se convierte en una

en Tendencias

Tendencias