Las armas de la guerra mexicana

Las armas que circulan legal e ilegalmente por México se cuentan por cientos de miles. Militares, policías y criminales destinan miles de millones de dólares en adquirirlas y tienen abastecedores inagotables. El objetivo no es prevenir, repeler o detener: sólo matar

Miles de estadunidenses mueren por armas cortas

La mayor parte de los 30 mil estadunidenses muertos por herida de bala son jóvenes menores de 19 años. En esta cifra no figuran los muertos por herida de bala disparada por policías o por agentes del servicio de fronteras entre Estados Unidos y México y otro tipo de muertes violentas. Es como si muriesen acribillados todos los participantes del maratón de Nueva York, o los ocupantes de 100 aviones jumbos, o la población de una pequeña ciudad, o los asistentes a un partido de fútbol en el estadio de un gran equipo.

Faltan recursos para programa nacional de desarme

Los programas de intercambio de armas por aparatos electrodomésticos y despensas impulsados por la Secretaría de la Defensa Nacional revelan que entre la sociedad mexicana circulan miles de armas de fuego; muchas de éstas, de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, como fusiles de asalto y lanzagranadas.