Contralinea

México seguiría espiando con plataforma Pegasus, según reporte de Citizen Lab

En México habría al menos 10 clientes de la empresa de vigilancia Circles que han utilizado su sistema Pegasus entre 2015 y 2020, reveló un reporte de Citizen Lab, de la Universidad de Toronto. En algunos casos, “continúan operativos hasta la actualidad, a pesar de los compromisos del gobierno actual de acabar con las prácticas… Seguir leyendo México seguiría espiando con plataforma Pegasus, según reporte de Citizen Lab

Más “juguetes” de la Sedena

Pegasus no fue la única adquisición que modernizó las capacidades de los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), al final del sexenio del panista Felipe Calderón.

Gobierno mexicano, especialista en espionaje político

El espionaje político que practica el gobierno mexicano es, ante todo, un abuso de poder y una característica del autoritarismo y la falta democracia que se padece en el país.

Periodistas y defensores, blanco de espionaje gubernamental

Con un análisis técnico forense, organizaciones documentan que al menos 15 periodistas, defensores y activistas fueron víctimas de espionaje. Cuatro elementos incontrovertibles señalan que el malware provino del gobierno mexicano.

Investigan a proveedores consentidos en Sedena

Igual que en la política, en la administración pública es común la práctica de que los funcionarios en desgracia, o que simplemente tienen que dejar su encargo, pasan de inmediato al olvido, y con ellos, todos los negocios y empresas privadas que fueron privilegiados durante su gestión. Esto sucede en cada cambio de gobierno, y más aún cuando el gobierno que sustituye pertenece a otro partido político.

Sedena, bajo escrutinio por ocho contratos de 5.6 mil MDP

Ocho contratos firmados entre la Sedena y una empresa estadunidense provocan intensas auditorías de las dos instituciones fiscalizadoras en México: la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación, las cuales incluso trasladaron a sus titulares a las oficinas castrenses para encabezar las revisiones. La propia Secretaría de la Defensa Nacional inició una investigación, a través de su Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea.