AMLO revela que grupo opositor compró software para espiarlo

Nancy Flores - 08 Mar 2022 a las 2:35 pm
Foto del presidente Andres Manuel Lopez Obrador en su conferencia matutina
FOTO: PRESIDENCIA

El bloque opositor al gobierno federal y a la llamada cuarta transformación habría adquirido software para espiar al presidente de la República y su equipo de trabajo, reveló esta mañana Andrés Manuel López Obrador. Incluso se reunieron para continuar con la estrategia golpista que encabezan en medios de comunicación, señaló en su conferencia matutina desde Palacio Nacional.

“Hace poco nos informaron de que todo este grupo que está en contra nuestra había comprado aparatos –y esto aprovecho para informarlo, porque puede ser que no sea cierto, pero son capaces de todo– para sacar información de los celulares. No sé, porque no tengo yo experiencia en estas cosas, en esas tecnologías, pero es sacar las memorias de los teléfonos, hackear”, indicó.

El primer mandatario alertó que en México “sigue habiendo espionaje de grupos de intereses creados. Ayer hablaba yo de abogados, de políticos corruptos, de las grandes corporaciones, de los conservadores, mafia política, esos siguen haciendo esa labor”.

López Obrador expuso que no podía explicar bien exactamente en qué consiste el espionaje, aunque detalló que se trata de equipo capaz de extraer notas de los teléfonos celulares y dispositivos electrónicos, así como de vulnerar sistemas de mensajería como WhatsApp. Al respecto, indicó que le informaron que “habían comprado un equipo de muchos millones de dólares para intervenir y sacar información, pero esto con propósitos políticos”.

A los responsables de este ilícito los identificó solamente como “un grupo opositor a nosotros”. Y añadió: “no me informaron más, pero que se reunieron, o sea, porque están decididos a seguir en la senda del golpismo mediático, entonces es sacar información para hacer escándalos con los medios”.

No obstante que se trata de delitos, el presidente afirmó que no se investigarán estos hechos ni a sus responsables. “Nosotros no podemos estar prohibiendo nada de eso, o sea, prohibido prohibir”.

López Obrador reconoció que tanto la adquisición del software como su uso constituyen delitos tipificados por las leyes mexicanas, sin embargo descartó que se vaya a castigar. “Sí es ilegal, pero se van a sentir perseguidos, ya ven como son de hipócritas: les gusta tirar la piedra y esconder la mano. Entonces, no [se va a investigar ni castigar]. El que nada debe, nada teme. Imagínense cuánto tiempo llevamos nosotros siendo espiados, nada más que ahora lo están extendiendo a más personas”.

El primer mandatario criticó que ahora quienes se quejaban de esas prácticas son los que las ejecutan. “¿Se acuerdan cómo cuestionaron de que el gobierno del presidente Peña se espiaba, se grababa a dirigentes? Pues ahora los mismos que se quejaban de que los espiaban son los que están llevando a cabo toda esa labor. Lo digo porque como nosotros tenemos mucha gente que nos informa, millones de ciudadanos inteligentes, que no espías, nos van a seguir haciendo llegar información, los choferes de los fifís, los chefs, compañeros meseros, todos están ayudando, y nos mandan información”.

Y recordó que su gobierno desapareció al Cisen, para que ya no espíe a nadie. En su administración, dijo, “no se graban conversaciones telefónicas, como era antes, y que la inteligencia que se tiene es para enfrentar al crimen organizado básicamente, no a opositores, como era antes”.

El presidente  observó que a diferencia de ese compromiso de su gobierno, “el bloque conservador sí tiene equipos de informantes y desde luego tiene a su servicio a periodistas, comunicadores, que les pagan, eso sí nos consta y tenemos pruebas. Hay quienes trabajan en un periódico, les pagan ahí, pero también trabajan en Latinus o en cualquier otra empresa vinculada a Claudio X González [Guajardo] o a este grupo, dos sueldos, y a veces es más lo que reciben en Latinus o en cualquier empresa para golpearnos que lo que les pagan en el medio donde aparecen como fachada. Eso sí está comprobado y generalizado. Nada más que esto no les va a funcionar”.

Y reiteró que esos personajes aplican “la máxima de que la calumnia, cuando no mancha, tizna, que es lo mismo que se decía hasta hace poco, porque esto de la calumnia, cuando no mancha, tizna, viene desde el siglo XIX; pero en el siglo XX se decía en el argot del periodismo ‘calumnia, que algo queda’, es lo mismo”.

Y agregó: “entonces, ¿cómo se enfrenta eso? Con información, dando la cara y confiando mucho en la gente, en el pueblo, porque la clave está en apoyarse en el pueblo. ¿Qué puede uno esperar de políticos corruptos, de intelectuales convenencieros, de la prensa vendida o alquilada? Y no generalizo, porque hay periodistas como ustedes y muchos otros que actúan con profesionalismo, pero es una desgracia que en México, pero no sólo en México, en el mundo, exista una tendencia a utilizar los medios para proteger a grupos de intereses creados, a corruptos, a saqueadores de países, esto es lo predominante”.

En ese contexto, criticó también la falta de pluralidad en los medios. “Aquí, por ejemplo, en nuestro país vean un periódico, a ver digan si hay un columnista del Reforma que reconozca algo de nosotros, ahí se los dejo de tarea. Ahora que va Epigmenio [Ibarra] con Ciro [Gómez Leyva], que está en contra de nosotros, va Epigmenio, pues un escándalo ¿no? Como si esto fuese a significar equilibrio. ¿Cuál equilibrio, si está como 100 a uno? De cada 100, uno, pero ahora ya vamos a tener de cada 100, dos. Ahí vamos, o sea, vamos ganando terreno”.

Te puede interesar: Un experto en espionaje incrustado en el Banxico

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.