Gobierno está a punto de saldar la compra de la refinería Deer Park: AMLO

Nancy Flores - 17 Jun 2022 a las 2:00 pm
refinería en Deer Park

El gobierno de México está a punto de saldar el adeudo que se generó por la adquisición de las acciones que poseían la trasnacional estadunidense Shell, en la refinería Deer Park (ubicada en Texas, Estados Unidos), afirmó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“De enero a la fecha [con Deer Park] llevamos 450 millones de dólares de utilidad. Tuvimos que pagar 600 millones de dólares, ya estamos a punto de terminar de pagar lo que nos costó y ya nos queda toda la refinería para procesar 340 mil barriles diarios”, indicó en su conferencia desde Palacio Nacional.

Respecto de esta adquisición, expuso que aunque les duela a sus adversarios, fue una buena decisión: “si ustedes leen los periódicos de los expertos, se van a dar cuenta de que todos estaban en contra, de que era un error”.

López Obrador destacó que, a diferencia de los gobiernos del pasado, su administración ha buscado garantizar la soberanía energética de México, y que esto ha servido para enfrentar la crisis económica mundial y para contener la inflación (provocadas por la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania).

“Es muy claro que durante todo el periodo neoliberal no se construyó una refinería porque no creían en eso: apostaron a extraer petróleo y vender petróleo crudo, no procesarlo. Y no sólo no crearon las refinerías, las abandonaron y estuvieron a punto de venderlas. Como parte de esa política, no debe de olvidarse que destruyeron la industria petroquímica; todo lo que se había logrado en petroquímica lo acabaron, para no meternos en productos petroquímicos de más complejidad”, expuso.

El primer mandatario puso como ejemplo a los fertilizantes, pues el país era autosuficiente y en el periodo neoliberal se convirtió en importador de estos insumos estratégicos para el desarrollo del campo.

A diferencia de esa política, dijo, “nosotros lo que estamos haciendo es producir lo que consumimos y nos propusimos lograr la autosuficiencia en combustibles, y por eso en el tiempo que llevamos hemos invertido en la rehabilitación de las refinerías y logramos ya estar procesando el doble del petróleo crudo que se procesaba en las seis refinerías. Porque estaban en estado deplorable, en ruinas, nunca habían invertido como ahora”.

El presidente criticó que cuando los gobiernos pasados invirtieron en las reconfiguraciones de las refinerías en realidad las desmantelaron. “Nada más imagínense, reconfiguraron, de las seis, tres en el periodo neoliberal, los dos sexenios, tres, menos de 20 años; dedicaron 8 mil millones de dólares a la reconfiguración de tres de las seis refinerías. Fue tanta la robadera, que al final, a pesar de que costó ese proceso de reconfiguración de las tres refinerías 8 mil millones de dólares, al final estaban produciendo más las que no fueron intervenidas, las que no fueron reconfiguras, y les voy a decir cuáles: Salina Cruz no fue reconfigurada, Tula no fue reconfigurada ni Salamanca. ¿Cuáles fueron reconfiguradas? Minatitlán, ahí hicieron barbaridad y media; Cadereyta y Madero”.

López Obrador explicó que en su gobierno se han invertido 36 mil millones de pesos en las refinerías y se ha logrado aumentar la producción al doble. “Además de eso, con tiempo. No hay en el mundo una refinería que se construya en el tiempo que se está construyendo la nueva refinería de Dos Bocas, en ningún lugar del mundo, para procesar 340 mil barriles más”.

Las inversiones también han sido para las plantas coquizadoras. “Llegamos y encontramos en el abandono una coquizadora, que es una planta para que, en vez de combustóleo, se produzca gasolina. El combustóleo vale menos y contamina más, pero se requieren estas plantas para exprimir más la materia prima y sacar gasolinas. Pero no sólo es un asunto, repito, de rentabilidad, sino también para no contaminar. Ya habían invertido alrededor de 2 mil millones de dólares y decidimos, en vez de dejar los fierros que se echaran a perder, tanques que se trajeron de otros países, enormes, decidimos invertir 60 mil millones de pesos y ya está reiniciado el trabajo de la coquizadora de Tula”.

El titular del Poder Ejecutivo consideró que todo eso ha ayudado a enfrentar la inflación, que se ha dado por el aumento a nivel internacional en el precio del petróleo. “Está alto el precio, esto influye en el aumento en el precio de las gasolinas. Pero nosotros en el balance podemos ayudar a los consumidores con un subsidio para que no aumente el precio de las gasolinas y, al mismo tiempo, no impacte en la inflación”.

Asimismo, criticó que, durante el periodo neoliberal, la mitad de la inversión de Pemex se iba al norte del país y a las aguas profundas, “donde no hay petróleo o es poco el potencial petrolero o cuesta mucho extraerlo. ¿Por qué hacían eso? ¿Por qué no invertían el 90 por ciento del presupuesto en el sur, en tierra, en las aguas someras donde se sabe que está el petróleo y que cuesta menos extraerlo? Ah, porque no les importaba extraer petróleo, les importaban los contratos, les importaba robar”.

Te puede interesar: En represalia, despiden al gerente de la refinería Tula

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.