En Etiopía, Madagascar, Sudán y Yemen, 41 millones en hambruna: FAO

Redacción - 05 Oct 2021 a las 1:20 pm
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

La población mundial se enfrenta a las peores crisis alimentarias que ha vivido el mundo durante los últimos años, alertó el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Qu Dongyu. Como ejemplo, citó los casos de Etiopía, Madagascar, Sudán del Sur y Yemen, donde más de 41 millones de personas están al borde de la hambruna.

 

Agregó que en Afganistán una de cada tres personas sufre inseguridad alimentaria aguda, y África oriental “enfrenta la amenaza de una tercera temporada consecutiva de escasez de lluvias para los cultivos y el ganado”.

 

De acuerdo con la FAO, “el organismo ha recibido menos de una cuarta parte de los recursos que hacen falta para la ayuda de emergencia” para atender a los seis países clasificados como “alta prioridad”. Aún así, el Grupo de Trabajo de Alto Nivel sobre la Hambruna ha ayudado a más de 5.5 millones de personas.

 

Qu Dongyu agregó que “la situación continúa deteriorándose, ya que las cantidades de ayuda alimentaria asignadas y desembolsadas están muy por debajo de los 6 mil 600 millones de dólares que solicitaron las organizaciones humanitarias para satisfacer las necesidades más urgentes”.

 

Por ello señaló que es urgente desarrollar un financiamiento dirigido a contrarrestar y resarcir el deterioro de la inseguridad alimentaria, y para prevenir la hambruna en la población internacional.

 

El director general de la FAO expuso que las crisis alimentarias –acentuadas por los impactos climáticos y por la pandemia de la Covid-19– son cada vez más complejas, por lo que se necesitan medidas contundentes para abordar la situación y evitar que desencadenen desplazamientos masivos, tensiones entre los países por la competencia de recursos y aumentos en las cifras de muertes por inanición y desnutrición.

 

Por ello, exhortó a la comunidad internacional a fortalecer la cooperación entre los actores humanitarios, destinar una mayor cantidad de fondos a la provisión de medios de subsistencia de emergencia, y transformar los sistemas agroalimentarios para que sean más eficientes y sostenibles. “Es responsabilidad de todos garantizar el acceso de la ayuda humanitaria y hacer frente a la creciente amenaza de las crisis alimentarias”, señaló el director general de la FAO.

Te puede interesar: La gran encrucijada: hambre y cambio climático

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.