Financiamiento a MCCI no corresponde al respeto que México tuvo en elecciones de EU: diputadas de Morena 

Alba Olea - 07 May 2021 a las 7:01 pm

Estados Unidos debe corresponder al respeto con el que se condujo el gobierno mexicano ante el proceso en el que resultó electo el presidente Joe Biden, afirma la diputada Beatriz Robles Gutiérrez –del grupo parlamentario de Morena–, en referencia al financiamiento que otorgan la Embajada, el Departamento de Estado y el Congreso estadunidenses a la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

“Si ellos saben a lo que se está dedicando esa asociación civil sí podría tomarse como una injerencia porque estarían cooperando para que se siga golpeando al gobierno en turno”, considera la legisladora.

Durante la conferencia de prensa del 7 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que su gobierno presentó una nota diplomática para pedir al gobierno de Estados Unidos una explicación respecto al financiamiento que realiza a MCCI.

Si bien Estados Unidos cuenta con una partida presupuestal que justifica la entrega de recursos públicos a asociaciones civiles a nivel mundial, no queda claro que tengan conocimiento de las actividades opositoras que realiza MCCI, puntualiza la legisladora Robles Gutiérrez.

“Es una asociación civil que se dedica a politizar, a golpear al gobierno federal. Si el gobierno de Estados Unidos está enterado de eso, sería un caso muy grave”, considera. Y es que dicha asociación está involucrada en la coalición electoral “Va por México”, que agrupa a los partidos de oposición Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática (el PRIANRD).

“Nuestra política exterior es de no intervención, y el presidente ha sido muy cuidadoso de no intervenir en las decisiones cuando estaba impugnado el triunfo del presidente Biden. El presidente López Obrador se mantuvo fuera de cualquier opinión hasta que se resolviera quién había sido el ganador de la contienda. En esos mismos términos esperaríamos que ellos actuaran”, refiere la morenista.

Por su parte Adela Piña Bernal, diputada por Morena en la LXIV Legislatura, coincide en que el gobierno estadunidense debe corresponder al respeto que México ha expresado hacia la soberanía de otros países. “No tiene por qué inmiscuirse un país en la vida interna y política del nuestro, en un proceso electoral tan complicado como éste [del próximo 6 de junio]”, expresa en entrevista.

Sin embargo, Piña Bernal considera que hacen falta muchos elementos para afirmar que se trata de una injerencia por parte del gobierno de Estados Unidos, por lo que insta a que se realicen las investigaciones correspondientes y se actúe en consecuencia.

Si Estados Unidos quiere intervenir, no será financiando a la oposición

Para el doctor en ciencias sociales Daniel Vázquez Valencia es normal que las asociaciones civiles operen con recursos internacionales, no sólo provenientes de Estados Unidos sino también de países como España, Alemania, Suecia e Irlanda. Por ello, asegura que él “no descalificaría de antemano un proyecto [en este caso el de MCCI] porque recibe dinero de cooperación internacional”.

Agrega que “lo que sí valdría la pena mirar es qué está proponiendo Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y qué está proponiendo en específico Sí por México: hay que criticar cuál es su propuesta de fondo, qué es lo que quieren modificar, en qué sentido mantendrían la lógica capitalista, neoliberal, neoextractivista, en qué sentido mantendrían  un régimen autoritario y qué de su propuesta se puede recuperar; pero no los descalificaría de antemano por ese financiamiento. Hoy ése no es el mecanismo de intervención que utiliza Estados Unidos”, afirma el investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales

De acuerdo con Vázquez Valencia, cuando Estados Unidos quiere intervenir no lo hace a través del financiamiento a la oposición, sino condicionando a los gobiernos con impuestos o restricciones comerciales. “Ése es el mecanismo de intervención que utilizó [Trump] con la política migratoria del actual presidente”.

El también especialista en derechos humanos pone en duda que el gobierno actual y la oposición política tengan proyectos económicos enfrentados que justifiquen una intervención. “El ambiente de polarización es más un ambiente discursivo que un choque de intereses. En México no tenemos procesos de expropiación, no se modificó la propiedad de los medios de comunicación ni la propiedad de los bancos, no se ha tocado al capital financiero y al capital productivo. No hemos tenido una afectación a los principales intereses empresariales. Una cosa que hay que dejar muy clara es que, pese a lo que se afirma, Andrés Manuel es un político profesional y bastante moderado: no se va a confrontar con Estados Unidos porque tenemos una frontera enorme y todos nuestros intereses económicos y comerciales están atados”.

Daniel Vázquez considera que la participación de las asociaciones civiles en los procesos electorales tiene un papel negativo cuando difunden información falsa y polarizan el ambiente. Sin embargo, no tiene por qué ser problemática cuando se dedican a convocar a observadores electorales, difundir los programas y plataformas en contienda y exigir transparencia en las declaraciones patrimoniales de los candidatos.