Sin freno, tráfico de metanfetaminas y fentanilo

José Réyez - 14 Dic 2021 a las 6:58 pm
FOTO: 123RF

Los cárteles mexicanos amplían el tráfico de metanfetamina y fentanilo de México a Estados Unidos, Canadá e incluso a otros continentes. A estos mercados suman el comercio de nuevas sustancias psicoactivas que aumentan las muertes de los adictos

Los cambios en la fabricación y tráfico de metanfetamina y fentanilo ya no afectan sólo a México, sino a América Latina y se extienden a Estados Unidos, Canadá, Asia, Europa y Oceanía, lo que sugiere una producción a escala por parte de los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, revela el informe Drogas sintéticas y nuevas sustancias psicoactivas en América Latina y el Caribe.

Elaborado por la Oficina de  Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el reporte detalla que la fabricación de fentanilo ha cambiado significativamente el panorama de drogas sintéticas y los problemas que plantean a los países de la región y fuera de ella.

“Anualmente, la mayor cantidad de metanfetamina incautada en la región ha sido notificada por México, donde el número de laboratorios desmantelados ha disminuido a lo largo de los años, pero esto no indica por fuerza un descenso en la fabricación de metanfetamina en el país”, subraya.

Según la estadunidense Administración para el Control de Drogas (DEA), la capacidad de producción de los laboratorios clandestinos en México ha aumentado recientemente, de modo que se requiere un número menor de instalaciones de fabricación a gran escala para producir grandes cantidades de metanfetamina.

Añade que dicha droga ilegal se fabrica en Baja California, Sinaloa, Jalisco y Michoacán, a menudo mediante operaciones a escala industrial. La disminución de las incautaciones de laboratorios clandestinos en México podría ser la diversificación geográfica mediante su traslado a países vecinos al sur.

En 2018, las incautaciones de metanfetamina a lo largo de la frontera mexicana triplicaron con creces las de 2013, y las cantidades incautadas en 2020 doblaron las de 2018, lo que indica una constante tendencia creciente. El total de las incautaciones de metanfetamina en Estados Unidos se situó en 120 toneladas en 2019, casi el doble de la cantidad incautada en 2017.

Para dificultar la detección en la frontera, los traficantes mexicanos siguen disolviendo la droga en fluidos a base de acetona y la trafican en forma líquida. Esta “metanfetamina líquida” suele destinarse a laboratorios de conversión en el país de destino, donde la solución se convierte de nuevo en cristalina.

Canadá ha informado de una afluencia de metanfetamina que se cree que procede de México. Por ejemplo, en febrero de 2019, la Policía de la Provincia de Ontario indicó a la Oficina de la ONU que había incautado 180 kilos ocultos en neumáticos de repuesto enviados con automóviles desde México.

FOTO: 123RF

El fentanilo

La segunda droga con mayor presencia es la que causante de la crisis de los opioides en Estados Unidos. De acuerdo con informes que el vecino país del norte ha dado a la UNODC, la mayoría de las píldoras falsificadas de fentanilo que ingresan a su territorio se producen en México. Se sospecha que China le estaría suministrando productos químicos para su fabricación.

El pasado 4 de noviembre, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) informó sobre el aseguramiento de fentanilo puro más importante de la historia de México, que se llevó a cabo en Culiacán, Sinaloa, con un valor en el mercado de 970 millones de pesos.

Felipe Sánchez, director de Investigación de México Unido contra la Delincuencia, indica que el fenómeno de producción y exportación de fentanilo es prácticamente nuevo, pero advierte que va al alza. “En 2018, 2020 y 2021 se han dado los decomisos más grandes de esta droga. Es un fenómeno que va al alza. Se ve que cada vez son más los decomisos y se asegura mayor cantidad de kilogramos. La principal dinámica es la exportación de todo tipo de drogas”, aunque indica que también se da el consumo interno. Enfatiza que el fentanilo suele producirse y mezclarse con otro tipo de opioides naturales porque es más barato, lo que puede acarrear un riesgo de sobredosis.

En su último reporte de enero a octubre de 2021, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó que se aseguraron mil 235 kilogramos de fentanilo. Marzo fue el mes de mayores aseguramientos, con 321 kilogramos.

Según la DEA, los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación están involucrados en la producción de fentanilo. Sin embargo, hay indicios de que esta droga también se fabrica o procesa en otras partes de América Latina y el Caribe. Por ejemplo, en 2017, las autoridades de la República Dominicana desmantelaron un laboratorio clandestino de fentanilo que podía haber estado vinculado a redes de tráfico en México que tenían la intención de distribuirlo en los Estados Unidos.

FOTO: 123RF

Se diversifica tráfico de precursores de fentanilo

Según la información proporcionada por las autoridades estadunidenses, en la fabricación ilícita de fentanilo en México se utiliza principalmente la ruta de laboratorio de síntesis química de Janssen, por los grupos criminales.

“El método de Janssen tiene la ventaja de que no se requieren los precursores NPP (N-fenetil-4-piperidona) y ANPP (4-anilino-N-fenetilpiperidina), sustancias que están sujetas a fiscalización internacional desde 2017”, precisa. Además, recientemente se ha observado el uso del precursor 4-AP (4-anilinopiperidina), como producto químico precursor alternativo al NPP para la síntesis de ANPP.

En el aeropuerto de Guadalajara, en octubre de 2020, se detectaron 71 kilos de 4-AP procedentes de China y, en diciembre de 2020, se incautaron otros 55 kg de 4-AP también procedentes del país asiático.

FOTO: 123RF

Drogas sintéticas inundan frontera EU-México

Una incautación récord de metanfetamina y fentanilo en un cruce fronterizo entre Estados Unidos y México cerca de la ciudad de San Diego indica que esta zona se ha convertido en un importante corredor de contrabando de drogas sintéticas, indica el más reciente análisis de  InSight Crime.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el 19 de noviembre, en el cruce fronterizo de Otay Mesa, California, fueron hallados 8 mil kilos de metanfetamina y unos 180 kilos de fentanilo ocultos entre autopartes al interior de un tractocamión.

“Esta incautación récord da cuenta del creciente flujo de metanfetamina y fentanilo a través de la frontera entre California y México, y la redada es el más reciente de una serie de grandes incautaciones por parte de las autoridades en el cruce de Otay Mesa”, apunta InSight Crime, un centro de análisis sobre crimen organizado.

Las operaciones de los cárteles Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, principalmente, dominan el mercado regional del tráfico de metanfetaminas, fentanilo y nuevas sustancias psicoactivas en el continente Americano, y se han expandido a otras regiones del mundo, señala el informe de la ONU.

Los países europeos han informado recientemente de incautaciones de metanfetamina proveniente de México. Por ejemplo, en marzo de 2020, las autoridades españolas incautaron una remesa de 752 kg de metanfetamina importada de México, que se considera la mayor incautación de metanfetamina en el país hasta la fecha.

En mayo de 2020, Eslovaquia notificó la mayor incautación individual de metanfetamina en el país: 1.5 toneladas, que se cree que provenía de México y que se había traficado a través de Croacia. “Es importante señalar que, en ambos casos, sigue sin estar claro si Europa era el destino final de la metanfetamina incautada o si esas remesas estaban destinadas a su reexpedición”, resalta el informe.

Además de los recientes informes sobre el tráfico de metanfetamina desde México, se han registrado varios incidentes de ciudadanos mexicanos detenidos por estar involucrados en la fabricación de metanfetamina en Europa. Por ejemplo, en 2019, se detuvo a varios mexicanos por estar involucrados en la fabricación de metanfetamina en los Países Bajos. Ese mismo año, las autoridades neerlandesas también presumieron que redes delictivas mexicanas, junto con bandas de motociclistas proscritas, estaban vinculadas a una incautación de 2.5 toneladas de metanfetamina en Rotterdam.

Cuando la Policía Nacional de los Países Bajos hizo una redada en una fábrica de metanfetamina a gran escala en la provincia de Gelderland en mayo de 2020, varios ciudadanos de Colombia, Estados Unidos y México fueron detenidos en el lugar.

Así, la actividad de los grupos criminales de México y otros países de América Latina y el Caribe en la fabricación de metanfetamina en Europa sigue a los indicios de una anterior actividad en África Occidental.

FOTO: 123RF

Aumenta uso de precursores de metanfetamina

La fabricación de metanfetamina en México se basa principalmente en el P-2-P mediante el método de aminación reductora, y hay pruebas de que la metilamina utilizada en este proceso puede producirse localmente.

En general, los grupos delictivos organizados mexicanos han sido capaces de adaptar rápidamente sus rutas de síntesis en respuesta a las restricciones de precursores, por ejemplo, utilizando precursores “de diseño”. Se refiere a la evidencia encontrada en las muestras incautadas analizadas en los Estados Unidos, que han revelado el uso del método del nitroestireno, en el que se utilizan el benzaldehído y el nitroetano como precursores para obtener P-2-P desde mediados de 2014.

Más de la mitad de las muestras de metanfetamina incautadas y analizadas en el segundo semestre de 2017 se sintetizaron con este método. Sin embargo, la proporción de metanfetamina fabricada con este método disminuyó considerablemente entre las muestras analizadas en el segundo semestre de 2018, en el que se observó un repunte de la metanfetamina fabricada por la ruta del ácido fenilacético.

Más recientemente, los cárteles mexicanos han venido utilizando cianuro de bencilo, un precursor del APAAN (alfa-fenilacetoacetonitrilo), sujeto a fiscalización internacional, que puede sintetizarse a partir de cloruro de bencilo y el cianuro de sodio para obtener P-2-P. Ninguna de las tres sustancias están sujetas a fiscalización internacional.

Mientras que en México el cianuro de bencilo y el cloruro de bencilo están sujetos a fiscalización en virtud de la legislación nacional sobre precursores, ese no es el caso del cianuro de sodio.

En cuanto al valor comercial y el peso neto, México fue el mayor importador de cianuro de sodio a nivel mundial de 2015 a 2019. La mayoría de estas importaciones procedían de los Estados Unidos, China y la República de Corea (por orden descendente según las cantidades incautadas).

El cianuro de sodio y el cloruro de bencilo se producen a escala industrial en México con fines lícitos, lo que puede ofrecer oportunidades para su desvío. Desde 2017, el cianuro de sodio se produce en una planta química en Veracruz que tiene una capacidad de producción anual de 40 mil toneladas y hay otra fábrica en construcción en Durango.

Hay dos fábricas que producen cloruro de bencilo en Morelos y en el Estado de México. De hecho, se han registrado robos de cianuro de sodio en México y se han descubierto cianuro de sodio, cianuro de bencilo y cloruro de bencilo en laboratorios clandestinos.

Te puede interesar: Fentanilo y drogas falsas: nuevo eje estratégico del narcotráfico mundial