Países en desarrollo deben crear sistemas de protección social integrales para prevenir futuras crisis: OIT

- 14 May 2020 a las 9:49 pm

La emergencia sanitaria por la Covid-19 ha dejado en evidencia que los países en desarrollo son deficientes en la cobertura de la seguridad de sus habitantes poniendo en riesgo a millones de personas de caer en la pobreza, señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo con el análisis de dos de sus investigaciones, determinó que estas regiones deben transformar sus medidas de respuesta en sistemas de protección social integrales para lograr la recuperación y prevenir futuras crisis.

En la investigación Social protection responses to the Covid-19 pandemic in developing countries, indicó que las medidas de respuesta tomadas por los países en desarrollo frente a la pandemia se han enfocado en la eliminación de obstáculos financieros a la atención sanitaria de calidad, el aumento de la seguridad de los ingresos, la proyección a los trabajadores de la economía informal, y la protección de los ingresos y del empleo.

En ese sentido, apuntó que “aunque el virus no discrimine entre ricos y pobres, sus repercusiones son sumamente desiguales, […] la capacidad de acceso a una atención de salud asequible y de calidad es ahora una cuestión de vida o muerte”. Ello porque indicó que 4 mil millones de personas a nivel mundial carecen de seguro social y de asistencia social, así como sólo el 20 por ciento de las personas desempleadas tienen derecho a una prestación de desempleo, citó la OIT.

Por lo cual, dentro de la investigación se aseveró que las políticas no deberían centrarse solamente en atender la enfermedad de Covid-19, “ya que ello podría reducir la disponibilidad de los sistemas de salud para responder a otras afecciones que matan a personas todos los días […], como el caso de la pandemia de ébola y la forma en que todos los recursos se centraron en controlar ese virus, mientras se disparaba la mortalidad por malaria, tuberculosis y VIH/SIDA”.

Por otro lado, la OIT destacó en un comunicado que el déficit en la cobertura de las prestaciones por enfermedad. En su análisis Social Protection Spotlight se titula Sickness benefits during sick leave and quarantine: Country responses and policy considerations in the context of Covid-19, indica que eso obliga a ir a trabajar a personas que debieran autoconfinarse o que están enfermas, aumentando así la posibilidad de infectar a terceros, esto vinculado a la pérdida de ingresos que incrementa el riesgo de pobreza de los trabajadores y sus familias.

Por ello, la OIT exhortó a estas regiones “a adoptar medidas urgentes y a corto plazo para resolver los déficits de cobertura y adecuación de las prestaciones de enfermedad a toda la población, asegurándose de llegar a las mujeres y los hombres con una relación de trabajo informal, a los trabajadores por cuenta propia, a los migrantes y grupos vulnerables”.

Al respecto, la directora del departamento de Protección Social de la OIT, Shahra Razavi, dijo que “los ejemplos de distintos lugares del mundo vuelven a evidenciar que los países con un sistema de protección social sólido e integral están en una posición mucho más fuerte para intervenir ante una crisis y para recuperarse de ella”.

Agregó que “los encargados de formular políticas tienen que aprovechar el impulso generado por la creciente conciencia del público sobre la importancia de la protección social y la urgencia de invertir en ella como sociedad, para asegurar la capacidad de respuesta en crisis futuras”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.