Gobierno de Chihuahua debe explicar “a fondo” sobre los sacerdotes asesinados

Érika Ramírez - 29 Jun 2022 a las 3:12 pm
En el caso de los sacerdotes jesuitas asesinados en Urique, Chihuahua, el titular del Ejecutivo señaló que “merece una explicación de las autoridades locales, a fondo.
FOTO: CUARTOSCURO.COM

Todavía hay asociación delictuosa entre funcionarios y grupos delictivos en algunas partes del país, comentó durante su conferencia de prensa el presidente Andrés Manuel López Obrador al ser cuestionado sobre la existencia de narcopolíticos en México.

En el caso de los sacerdotes jesuitas asesinados en Urique, Chihuahua, el titular del Ejecutivo señaló que “merece una explicación de las autoridades locales, a fondo.

“Cómo es posible que con órdenes de aprehensión, esta persona [José Noriel Portillo Gil, conocido El Chueco] se moviera con toda libertad, que fuera patrocinador de un equipo de béisbol, que todo mundo supiera a qué se dedicaba y no lo tocaban, por qué, cuál era su estatus, tenía que haber contubernio con autoridades”, señaló el presidente de la República.

Aunque, destacó desde el salón Tesorería de Palacio Nacional, la asociación delictuosa es “cada vez menos, porque no se tolera la impunidad, muchos de los casos que todavía tenemos, tiene que ver con la tolerancia y la impunidad que se da en algunas regiones y estados del país”.

López Obrador aseguró que su administración avanza porque en el gobierno federal es cero impunidad. Ejemplificó que en Veracruz es bueno, después de que hubiera un cambio de fiscal, “yo no sé si tenía vínculos con la delincuencia, pero es evidente que a partir de ese cambio mejoraron las cosas”.

Agregó que muchas veces, la convivencia perversa o contubernio surge de los apoyos que se daban en campañas políticas, “de estados que se descompusieron por completo, porque para imponerse y hacer fraude, hicieron acuerdos con grupos dedicados a la delincuencia y crearon monstruos, toda una red de complicidades, de componendas”.

Te puede interesar: AMLO manda condolencias a jesuitas por asesinato de sacerdotes en Urique