Emplaza CNTE al gobierno de AMLO al diálogo o hará plantón en Zócalo

Nancy Flores - 11 Feb 2021 a las 8:19 pm

Integrantes de la Sección XVIII –Michoacán– del sindicato magisterial, y pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), emplazaron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a entablar el diálogo y encontrar solución a los adeudos de sueldos y prestaciones, la cancelación de plazas y la precariedad que sufren los maestros eventuales o, de lo contrario, el próximo 16 de febrero instalarán un plantón en el Zócalo capitalino.

Tras concluir este día la “Caravana por la Estabilidad Laboral y Salarial” –que partió el pasado 6 de febrero del puerto Lázaro Cárdenas–, el docente Lev Velázquez explicó a Contralínea que no instalaron el plantón después de realizar un bloqueo en la avenida Reforma en espera de una respuesta positiva del gobierno federal a sus demandas.

“Queremos darles una muestra de voluntad y pedirles que adelanten la mesa de diálogo para el martes [con representantes de las secretarías de Gobernación y de Educación Públoca]. De no ser así, regresaríamos de manera masiva, hasta donde se pueda por la pandemia, el día martes con las condiciones para instalarnos en el plantón”, indicó el también doctor en pedagogía crítica y educación popular.

Asimismo, expuso que en la CNTE entienden “que hay desconfianza por la cobertura de los medios de comunicación, que puede deberse a que se quiera observar aquí una oposición al gobierno de la cuarta transformación. La verdad es que este problema no es coyuntural ni electoral, es de antaño y tiene raíces estructurales, de deficiencias del sistema educativo y sus leyes, y no queremos que se nos vincule a esa oposición de la derecha. Aquí hay razones justas de estas demandas y también una responsabilidad directa del gobierno de Michoacán”.

Respecto de los planteamientos que hacen al gobierno federal, señaló que uno de éstos es que se regularice ya el pago de los maestros estatales. “Son 32 mil y tenemos problemas con ellos porque esto que llamaron federalización de la nómina no funcionó: no tienen estabilidad en el salario. Y además le sumamos a esto que en el Congreso de Michoacán se aprobó un presupuesto deficitario para nómina educativa en el que no están aprobadas de manera completa las quincenas de los maestros”. Por salarios y prestaciones no pagadas por el gobierno de Silvano Aureoles la deuda al magisterio superaría los 650 millones de pesos.

Otra exigencia es “que se contraten a los jóvenes que son egresados de las escuelas formadoras de docentes, no sólo de las normales, de las generaciones 2019 y 2020. Esto porque desde 2008 no se han creado plazas en Michoacán. Todas son plazas recicladas de la gente que se muere o se jubila. Y esta situación sí nos crea problemas en el estado para atender a los grupos escolares”.

También solicitan que se contrate a los trabajadores que actualmente se encuentran por servicios eventuales. “Tenemos docentes hasta con 8 años que no tienen contrato de base, que han cubierto justamente esas necesidades que son a consecuencia de que no hay plazas nuevas que sirvan para el incremento de la población, de la matrícula o de la apertura de escuelas o grupos”.

Otro planteamiento, explicó el doctor Lev Velázquez, es que les paguen a los profesores de los tres programas educativos alternativos de la CNTE. El problema, indicó, es que “no son maestros con clave: son gente de las comunidades que dan talleres de oficios, arte o deportivos y alfabetizadores populares que tienen que ir a las zonas periféricas de las ciudades y las zonas rurales. Ellos no tienen clave docente, y con el confinamiento han pasado muy difícil este tiempo”.

Presiones para amedrentarlos

El integrante de la CNTE expuso a Contralínea que el magisterio michoacano requiere de soluciones y está abierto a la conciliación mediante el diálogo. Ello, a pesar del cerco mediático y policial que enfrentaron al salir del puerto Lázaro Cárdenas. “Nos mandaron un grupo de golpeadores que decían ser transportistas, a quienes les pagaron para que se confrontaran con nosotros. Y pues desde que salimos les dijimos que si no nos resolvían ahí, íbamos a venir en la Caravana a la Ciudad de México. Nos dijeron que nos regresáramos, o iban a romper la supuesta buena relación con nosotros”.

El doctor Velázquez agregó que en Metepec hubo una mesa con autoridades federales de Gobernación y de la Secretaría de Educación, a nombre de Óscar Flores, de la Unidad de Administración y Finanzas de la SEP. Sin embargo, no se llegó a ningún acuerdo. “Nos dijeron que sí hay voluntad… Que les diéramos oportunidad de buscar un mecanismo para resolver”. No obstante, aún no hay siquiera fecha para entablar el diálogo.

Los problemas que plantea la Sección XVIII no son menores: afectan a más de 35 mil docentes. “Son 1 mil 200 trabajadores eventuales, 32 mil trabajadores estatales, alrededor de 1 mil egresados de las generaciones 2019-2020 y unos 800 de los programas educativos de la CNTE”. Esta situación, explicó, frena el avance de la alfabetización en Michoacán.

Añadió que en este caso no se puede hablar de un número de escuelas afectadas, porque en ese estado “no tenemos divididas las escuelas por sistemas estatal y federal, sólo a los maestros; entonces en alguna escuela puede haber un maestro federal y uno estatal al mismo tiempo. No es como acá en la Ciudad de México donde sí están divididos así [hay escuelas federales y escuelas estatales]. Pero sí estamos hablando de 35 mil grupos escolares que se ven afectados por esta precariedad laboral que enfrentan sus maestros y que constantemente tienen que protestar o que no tienen recursos para desplazarse a las comunidades”.

También denunció que la escasez de presupuesto para la educación ha derivado en sistemas que sí están completamente paralizados, como los centros de atención infantil, Cendi, “que están totalmente paralizados no sólo porque no le pagan a sus maestros sino porque no hay recursos para sostenlos. Ahí se requiere una atención muy especial porque son niños de edad inicial y pues no los pueden tener sin alimentación, sin ciertas condiciones. A lo mejor un niño de primaria puede llevar una torta pero los de los Cendi no. Y desde antes de la pandemia estaban paralizados por meses”.

Plazas canceladas

El doctor Lev Velázquez indicó que uno de los problemas más severos para el magisterio michoacano ha sido el de la cancelación de claves docentes, aplicada a discreción de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros (Usicamm) de la SEP.

“Cuando los maestros se jubilan o fallecen, las claves que ellos dejan se cancelan. Entran a una especie de producto burocrático en el que la Usicamm, que es la que administra este nuevo servicio de carrera. Es la que decide si en esa escuela se va a asignar o no un maestro o si esa escuela va a continuar”. El doctor criticó que mientras que los otros sistemas permitían que si se jubilaba o se moría algún profesor esa clave se reciclara, en éste no. “Muchas claves se cancelan y lo mismo sucede si un maestro tiene un ascenso de director a supervisor, o cuando hay un cambio de adscripción, también esa clave muchas veces se cancela”. Ello va incrementando otro problema: los grupos multigrado.

“Esta problemática viene desde 2008, cuando dejaron de enviar claves de plazas magisteriales, y se agudizó en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Ahora, en este gobierno que pensábamos que se iba a resolver, la nueva ley que regula el servicio profesional magisterial presenta otros problemas como la cancelación de las claves. Ya ni siquiera permite que se reciclen, lo que va empobreciendo cada vez más la educación de los niños y la atención de las escuelas.”

El doctor Velázquez recordó que ésta no es la primera vez que buscan el diálogo con la administración de López Obrador. “El año pasado también tuvimos una serie de movilizaciones en el estado, desde antes de terminar el ciclo escolar, que tuvimos que culminar con un plantón en la Ciudad de México en agosto. Nos fuimos el 19 de agosto con la promesa del gobierno federal de que se iba a resolver la situación, pero hasta hoy son las mismas demandas que teníamos en aquel tiempo y nos han orillado a venir en la Caravana. Y ahora con más problemas, porque ya no son sólo dos años los que les deben a los trabajadores eventuales, sino dos años y medio. Y se nos acerca el egreso de la generación 2021 de las escuelas formadoras de docentes que muy probablemente se vaya a acumular, y serían entonces tres generaciones las que no tiene acceso al servicio docente”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.